Saltar al contenido

Ideas para Perder Peso a partir de los 40 o 50

vida saludable

El aumento de peso llega a partir de los 40 años, se debe a una disminución del ejercicio físico. Estos hábitos se pueden corregir y hacer lo recomendable. La edad no es un problema para perder peso. Presta mucha atención a este artículo donde te mostramos algunos trucos que te ayudarán a perder esos kilos de más.

Continúa Activo.

Estar activos nos ayudará a mantener una energía elevada en nuestro cuerpo, seremos más dinámicos y flexibles. Y podremos afrontar la rutina de la familia y el trabajo con una actitud positiva.

Por ello, hay que adecuar el ejercicio a la edad que tengamos para que al realizarse se disfrute que es lo importante para sentirse bien.

Basándonos en nuestra experiencia es recomendable realizar 30 minutos de trabajo físico. Uno de los ejercicios que más se disfrutan pueden ser; montar en bicicleta, caminar, nadar pero esto va en gustos. El objetivo que vamos a conseguir es liberar al cuerpo de lo que no necesitas como el stress y quitarnos esos kilos de más.

sigue moviendote

Entrena la fuerza.

Realizar ejercicio de peso y resistencia a partir de los 40 durante 30  minutos 2 o 3 veces por semana nos hará sentirnos mejor y perder grasa innecesaria de nuestro cuerpo.

De esta manera, aumentaremos la masa muscular gracias al entrenamiento de fuerza mejorando el equilibrio y mejorando nuestros huesos. Debes buscar un ejercicio que se adapte a tu forma de vida y tu condición física. Recuerda que la constancia nos hará conseguir nuestros objetivos.

Mima la Alimentación.

Tenemos que tener en cuenta que “somos lo que comemos”  e intentar incluir en nuestra dieta alimentos nutritivos y que beneficien a nuestro cuerpo.

Una persona que ha llegado a las 40 o 50 años ya lleva la mitad del camino recorrido por ello hay que mirar bien la alimentación que llevamos para sentirse sana. Recuerda que el ejercicio diario + una buena alimentación es = a una vida sana.

Come  Frutas y Verduras.

Las frutas y las verduras son alimentos obligados para todas las edades. Además podemos añadir carnes magras a nuestra dieta.

Evita los productos procesados con altos niveles de azúcar y grasas.

Pequeñas Comidas.

Este truco se puede aplicar a todas las edades debido a que mantenemos nuestro cuerpo más activo. Come varias veces al día en pequeñas cantidades y no te saltes ninguna, desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena.