Saltar al contenido

¿Las agujetas indican un buen entrenamiento?

¿crees que las agujetas son buenas?

Seguro que después de un día de ejercicio, al día siguiente has tenido esa sensación de dolor en la zona que has trabajado, o lo que llamamos “tener agujetas”.

Pero ¿tener agujetas es un indicador de estar realizando bien nuestro entrenamiento?

¿Cuantas más agujetas mejor?

En primer lugar vamos a explicar qué son las agujetas. Las agujetas son esas sensaciones molestas que tenemos en los músculos cuando nos hemos excedido en un ejercicio el día anterior. O también se puede denominar como “dolor muscular de aparición tardía”.

Si no tengo agujetas: Puede ser porque el peso que has elegido es inferior al que realmente puedes soportar y no suponga un esfuerzo para el músculo que estás trabajando. O por el contrario, estas utilizando una carga que es la correcta y que te hace avanzar de manera apropiada.

Debemos buscar la carga con la que mejor se adapte nuestro cuerpo y nos haga avanzar.

Si tengo agujetas: Tener este dolor muscular no implica estar trabajando bien. Por ejemplo: puedes coger una mancuerna de 5 Kg y realizar 10.000 repeticiones haciendo curl de bíceps, ¿crees que vas a ganar fuerza? ¿vas a ganar masa muscular? La respuesta es NO y ese brazo no lo vas a poder mover en dos semanas.

Por lo tanto, vas a tener agujetas pero es un trabajo que no va a ser efectivo para ti.

Conclusiones

El hecho de tener ese dolor muscular el día siguiente no es signo de avanzar en nuestro objetivo.

Es recomendable hacer lo mínimo que te haga progresar. Así conseguirás resultados y subirás tus cargas progresivamente.

No hagas un sobreesfuerzo porque al 3º o 4º día tu rendimiento bajará y corres el riesgo de tener una lesión. En definitiva, ve paso a paso en tu entrenamiento y verás resultados que harán que aumentes las cargas e incluso la intensidad de entrenamiento pero siempre con precaución para no lesionarte.

Mira esta runtina de abdominales en 7 minutos